Cómo modificar tu cocina sin complicaciones para que se adapte al estilo nórdico

Hoy en día, entre las primordiales tendencias en cuanto a decoración se refiere es el diseño nórdico. Este estilo se identifica por su limpieza y, sin duda, por la paz y calidez que transmite. Tiene elementos muy marcados que puedes utilizar a tu hogar para hallar estas sensaciones.

Si deseas adoptar este tipo de decoración en una habitación abarrotada como la cocina, no necesitarás complicarte mucho la vida, ni pasar dos semanas como albañil. Con unos sencillos cambios vas a pasar de una cocina hastiada a un estilo nórdico completamente nuevo. ¿Me gusta? Aquí te damos todos los detalles ...

Baldosas de suelo

Seguramente buscas inspiración para el estilo nórdico viste cocinas blancas terminadas. Este es el color más especial de esta inclinación y, aparte de evocar tranquilidad, asiste para que el espacio sea considerablemente más luminoso. Y como es natural, con una luz más brillante, nuestra percepción del espacio va a ser mucho mayor. Por consiguiente, son todas ventajas.

Pero, ¿cuáles son las baldosas adecuadas para poner en mi nueva cocina nórdica? Te preguntarás. No hay una respuesta específica para ello, pero hay una que se acerca. Primeramente, si deseas una cocina de estilo nórdico clásico, como dije antes, prueba a elegir azulejos blancos. Con este color no fallarás y vas a poder disfrutar de las ventajas que da el blanco. En lo que se refiere a la manera, Personalmente optaría por el estilo "metro". Se trata de pequeñas baldosas rectangulares que se colocan horizontalmente. Puedes encontrarlos mate o satinados, a tu gusto.

Vamos, el tema del mosaico de estilo nórdico se ha expandido un poco últimamente. Afín a los mosaicos de estilo "metro", hay otros de manera pentagonal o exagonal que están muy de tendencia últimamente.

Y tampoco es todo blanco. Hay gente que combina este color con los azulejos de fontanería., que rompen totalmente con la estética de la cocina y la hacen lucir considerablemente más interesante.

Primeramente, la idea es para no perder esa sensación de brillo y limpieza que caracteriza tanto a este estilo.

La madera como elemento principal

Y el segundo protagonista de las cocinas de estilo nórdico es la madera. ¿Por qué madera? Muy fácil. La madera es un material que evoca calidez y sensación de hogar, puntos que intentamos conseguir con este estilo. Entonces, en este punto, probablemente se esté preguntando si necesita cambiar los gabinetes de su cocina si tiene otro material. Bueno, tengo miedo de decírtelo.

Bueno, eso tampoco es un sí rotundo. Por servirnos de un ejemplo, si tu mueble es laminado o lacado pero blanco, puedes optar por dejarlo como está y simplemente cambiar la encimera por una de madera.. No obstante, si tienes muebles que no son blancos o de madera y tu encimera ni siquiera tiene esos colores, pienso que tendrás que cambiarlos para que se amolden al estilo nórdico.

Puedes optar por la madera natural, si bien es un material costoso y no apto para todos los bolsillos. Pero en consecuencia, es el más satisfactorio. Por otro lado, existen materiales tanto para muebles para encimeras que imitan la madera y son considerablemente más asequibles. Es dependiente ahora de las características que quieras poner en tu novedosa cocina y del presupuesto que poseas.

Ocupación

Las cocinas de estilo nórdico son, sobre todo, sencillas y prácticas. Son estancias austeras en las que la ornamentación no abunda, y que se caracterizan por un mobiliario de corte recto sin adornos y totalmente atemporal. Evite disponer muebles que no agreguen nada a la habitación y asegúrese de que todo en la habitación tenga significado.

Lo bueno de este estilo es que al utilizar madera y colores totalmente neutros, jamás va a pasar de tendencia. De este modo mima todo cuanto incluyas en tu cocina, para que no rompa con la estética o filosofía del estilo nórdico lo que, como decía al principio, es principalmente que todo lo que se tiene tiene un empleo claro.

Toques verdes

Como dicen, los datos marcan la diferencia. Si desea que su cocina se vea como cocinas de gacetas nórdicas, agregue un toque de verde. ¿Qué deseo decir con un toque de verde? Como es lógico a una planta, o en una maceta, como colgando del techo, o colgando de las paredes. Le va a dar ese toque de frescura que precisa tu cocina.

Por ejemplo, puedes colgar macetas con flores aromáticas en la pared, que puedes usar para entonces ponerlas en tus guisos. De esta manera satisfaceremos el principio del diseño nórdico, más que nada, por ser funcional.

Espero que estos pequeños consejos te hayan motivado a dar el paso para cambiar tu cocina hacia un estilo nórdico. Como ves, no es nada difícil.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Subir
Esta web utiliza cookies propias y de terceros para su correcto funcionamiento y para fines analíticos y para fines de afiliación y para mostrarte publicidad relacionada con sus preferencias en base a un perfil elaborado a partir de tus hábitos de navegación. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de sus datos para estos propósitos. Más información
Privacidad